Especismo Cero documenta el horror del zoo de Mendoza


Un activista de Especismo Cero tomó imágenes del estrés, ansiedad, tristeza y zoocosis que padecían los animales.

En el video de la investigación puede verse a Arturo, el último oso polar en cautiverio en la Argentina con zoocosis, patología que sufren también otros animales prisioneros en el zoológico.

ZOOCOSIS

Los animales zoocóticos han sufrido daños mentales debidos a la cautividad, mostrando comportamientos obsesivos, anormales y repetitivos. Si un animal no tiene control sobre su vida, no pudiendo ejercitarse, ni estimular su mente, comienza a desarrollar una serie de comportamientos repetitivos o ¨estereotipados¨. La zoocosis también puede incluir comportamientos de automutilación.

La zoocosis se ha detectado no sólo en animales prisioneros en zoológicos, sino también en animales utilizados en granjas, circos, laboratorios de experimentación en animales y otros centros de explotación.

 

Si te importan los animales, no vayas al zoo.
No financies la esclavitud de los animales.


Información adicional